domingo, 7 de diciembre de 2014

"Cerveza" se escribe con "C" de "Cómic"

Saludos.

Imagino que al leer el título de esta entrada, mas de un lector sentirá curiosidad de qué tiene que ver la cerveza con los cómics, aparte de que mucha gente disfruta de ambos. Pero no se preocupen, no bebí de la botella equivocada, quiero hacer una analogía que hace poco compartí con mis colegas moneros de Sonora y de Chihuahua.


Todo empezó hace varios meses. En enero de este año me mandaron a trabajar a Hermosillo Sonora, y aquí escuchando el radio del carro un viernes por la tarde escuché un programa que hablaba de cerveza artesanal, mencionaba diferentes tipos, sabores, notas, cuerpo y cómo California tenía una reconocida cultura de cerveza artesanal.

La verdad yo nunca he sido afecto a la cerveza, en general soy bastante parco a la hora de beber y durante muchos años fui completamente abstemio, solo no me llamó la atención más allá de cultura general y gastronomía.

Pero estaba intrigado.

Así que me di una vuelta por un conocido negocio local donde se vende cerveza artesanal e hice la prueba en los siguientes meses.


Si bien ya conocía la "Trooper" y la "London Pride" desde hacía tiempo, "Hobgoblin" fue una sorpresa muy agradable... y hurgando entre los anaqueles de marcas de cerveza que nunca había visto, ¿qué fue lo que encontré?


Cerveza artesanal mexicana... cada una con un sabor característico, muy diferentes una de la otra, y todas propuestas para satisfacer los gustos mas variados.

Pero empecemos por el principio.

Yo soy un neofito de la cheve y como tal tuve que hacer un poquito de investigación antes de animarme a escribir esta entrada, si ustedes también lo son, brínquense el párrafo amarillo.
Si les interesa saber un poco más, continúen leyendo:

Los ingredientes básicos de la cerveza son: agua, levaduras (yeast),  lúpulo (hops), malta de cebada (barley malt) - los granos secos son molidos y hervidos para convertirse en mosto, el cual se filtra, se hierve y se fermenta, se enfría y carbonata para convertirse en cerveza (muy a grosso modo
Básicamente la cerveza se divide en dos tipos: de baja fermentación y de alta fermentación.
Las de baja fermentación (6-10ºC de 8-10 días) que pueden ser lager, bock, dortmunder, pilsen, schwarzbier y vienna; y las de alta fermentación (9-5ºC de 15-20 días) que pueden ser de estilo belga (abadía, afrutada, ambrée, blanca, rubia, bruna, doble fermentación, triple fermentación, epicée, rubia fuerte, roja, de temporada, escocesa, pils, trapista) estilo inglés (barley, bitter, brown ale, irish ale, indian pale ale o IPA, mild, old ale, pale ale, porter, escocesa ale, stout) o estilo alemán (altbier, kölsch, rauchbier, steinbier, weizenbier).


Sin embargo, el mundo de la cerveza artesanal no se limita a estos ingredientes: cerveza con notas cítricas, de vainilla, de café, pan de plátano, gengibre, calabaza... su variedad está limitada solo por la imaginación del maestro cervecero y sus ganas de experimentar con las reglas básicas: Hace un par de semanas platicando con el maestro de un restaurante en Hermosillo, me dijo que está haciendo una cerveza con trigo y naranja, que son parte del escudo de la ciudad, ya que el quiere hacer una cerveza con personalidad puramente hermosillense.


Yo no soy un conocedor de cerveza, como dije antes, soy neófito.
Pero no se necesitar ser un maestro cervecero para disfrutar el sabor, aroma, cuerpo y características distintas de los diferentes sabores que esta bebida ofrece.
Solo se necesitan ganas de probar cosas nuevas, aventurarse a creerle a una portada vistosa, a la recomendación de un amigo y a encontrar ese producto que parece haber sido hecho especialmente para nosotros.

¿Y dónde entra la parte de los cómics en este asunto de la cheve?

Paciencia, voy a eso, antes quiero hacer un último apunte.

México ya no tiene industria cervecera propia: las dos grandes casas cerveceras fueron compradas hace unos años, Cuauhtemoc-Moctezuma con base en Monterrey fue comprada por la holandesa Heineken y Grupo Modelo de Tlaxcala fue comprado por la belga AB InBev. De hecho AB InBev es la empresa cervecera mas grande del mundo.
Básicamente, cuando pisteas el fin de semana, solo tienes dos empresas para elegir como consumidor.

Así que ahora sí, viene la parte de los comics...


...No, no me refiero a que de repente un vaso puede ayudar a aflojar a la musa...


En México (y el mundo) la mayor parte de los lectores están acostumbrados desde hace décadas a buscar básicamente cómics de super héroes, que son editados en su gran mayoría por dos grandes empresas, Marvel y DC. Esto hace que el grueso de la gente cuando piensa en cómics, de inmediato menciona a Batman, Spiderman, Superman y la Mujer Maravilla... lo mismo pasa cuando alguien menciona cerveza, se piensa de inmediato en marcas comerciales de producción masiva y gran penetración en el mercado, y se cree que no existe nada más.


Sin embargo, al igual que esos maestros cerveceros que hacen corridas pequeñas con equipos de tamaño mas reducido; los autores de cómic independiente producen tirajes muy inferiores a los de las grandes editoriales, pero ponen todo su talento para crear obras que cuentan historias muy diferentes a las que el lector de super héroes está acostumbrado, y muchas veces lo hacen con recursos propios.

Imagínate que vas por el mundo, sediento y cansado de los mismos sabores, ínfimos y repetitivos, propios de la producción en masa.
Entonces alguien te lleva a una tienda especializada, de las que no hay muchas en tu ciudad o a un evento, y te  dice que pruebes una cerveza que no conocías o un cómic del que nunca habías oído hablar. Miras de lejos su etiqueta llamativa (o su portada) y te acercas lleno de dudas. Das el primer sorbo, das la primera hojeada. Y descubres que hay todo un mundo que no conocías.
Puede que no te guste.
No importa, hay mucho más por probar, hay tanta variedad como autores y maestros cerveceros existen, y de una cosa no te podrás quejar: haz conocido algo que ni te imaginabas que existía.

Y créeme, cuando abras esa puerta, no querrás volver atrás.

Pero hay algo más.


Hace ya varios años escuché en "Conexiones" al científico e historiador James Burke decir que aceptar una sola cultura homogénea nos convertiría en una humanidad gris, sin expresiones individuales. La tendencia actual de homologación en todo (moda al vestir, películas que ver, moralidad, alimentación a base de comida de franquicias, bebidas industrializadas) está llenándole los bolsillos a unos pocos, convirtiéndonos en ladrillos idénticos listos para ser utilizados como piezas intercambiables, centralizando las decisiones ya ni siquiera en el gobierno, sino en unas pocas empresas privadas.

Aquí es donde el arte debe abrirse paso, encontrar su voz en medio de un coro unísono y brutal, donde la libertad se expresa a través de nuevas formas de contar historias, de crear sabores y de decirle a nuestros congéneres que EXISTE ALGO MÁS.

Y por eso digo que los cómics y la cerveza artesanal tienen mucho en común.
Tal vez no lleguemos a todo el mundo, tal vez no produzcamos en grandes cantidades, tal vez solo nos hallen en algunos eventos y locales limitados en este momento.

Pero estamos aquí, y tenemos ideas para compartir.

¡Salud y a volar!

Para saber más:














Páginas vistas en total

TOTALIZADOR

free counters 12-XII-08 a HOY