sábado, 2 de octubre de 2010

El camino de la autopublicación

Saludos:

En esta entrada voy a comentar un tema que probablemente sea recurrente en este blog (dejaría de ser el blog de un escritor si no fuera así) pero que en esta ocasión quiero aterrizar con ejemplos reales y nombres. Es un tema del que mucho se ha hablado ya que en este país, el día de hoy, la enorme mayoría de lo que se publica en México como historieta de autor nueva, aparece no bajo una editorial formal (como ocurrió durante los primeros 3/4 del siglo XX) sino autopublicada.

En este sentido, quiero compartir mi experiencia.

Aunque yo ya escribía desde 1990, en realidad empecé a hacer guión de comic por ahi de finales del 2002 y principios del 2003. En esos días estaba desempleado y lo intenté (como he mencionado antes) porque hubo una convocatoria en el foro de "Monos y Moneros". De esa primera experiencia para entrar a un proyecto que en aquel momento no se dio, inicié el camino del guionismo. Después de algunas colaboraciones fallidas y guiones que no llegaron a ningún lado, finalmente publiqué en web con trazo de Armando Mendoza, en una mini antología digital llamada "Visiones de Navidad"


Para inicios de 2004 vino a mi mente la idea que todo historietista o monero o comiquero tiene en mente en algun momento de su vida: publicar un comic en papel.
Claro que yo tenía entonces un salario bastante miserable y una bebé que mantener, así que no podía pensar en hacer algo de mucho presupuesto; amen de que mi proyecto mas anhelado en ese momento era imprimir mi antología de cuento "Escritos de Noche" (que fue autopublicado en 2007, pero aun no llegamos a eso) y entonces tome lo que llamaremos

PRIMERA OPCIÓN - FANZINE

Durante la carrera, había editado un periódico tamaño carta con noticias de Ingeniería química, industria, de la carrera y a veces algunos cartones, se llamaba "IQÚ" y lo diseñaba, copiaba y armaba, para regalarlo a los estudiantes de la carrera, desde el primero hasta el último semestre

Con esa experiencia, la idea para hacer un fanzine era muy simple: reclutar a 3 ó 4 dibujantes, escribir 3 ó 4 guiones de 10 páginas y fotocopiar en formato media carta lo que sería al final un fanzine conformado por 3 hojas carta dobladas a la mitad, grapadas, con 10 páginas de secuencia, portada y contraportada.

Para ese efecto, hice volantes tamaño carta y los pegué en las revisterias que eran mas frecuentadas por los fans del comic, con mi correo electrónico, número de ICQ y la simple frase "¿TE GUSTA DIBUJAR COMIC? PONTE EN CONTACTO CONMIGO PARA UN PROYECTO LOCAL" o algo así, y le puse una imágen de Hellboy una de Sin City (según yo para dar a entender que el proyecto no tendría nada que ver con superhéroes.

Recuerdo que me contactó una chica de la que nunca volvía saber.
Sin embargo también me contactó Miguel Mar y también recurrí a un conocido mío que dibujaba manga, Jhonatan Rivera.
Los costos por sacar 100 ejemplares no eran onerosos, en cifras actuales probablemente serían de 300 pesos. Recuerden: 100 juegos de 6 copias tamaño carta, grapados. El precio de venta sería mas o menos de 5 pesos para cubrir gastos de impresión y pagar al artista.

En realidad ese proyecto no despegó, sin embargo de ahí viene mi añeja amistad con Mike Mar, y también de ahí dimos el paso siguiente.
Pero antes de eso, vale la pena analizar el camino del fanzine como opción para la autopublicación.

A favor: Debo decir que sus costos son ridiculamente pequeños. Está al alcance de cualquier monero amateur e incluso creo que es un sano y obligatorio primer paso. Incluso moneros profesionales como El Cess, peregrinan durante buena parte del año, de convención en convención, llevando su excelente "María Guadalupe" con él. Este fanzine publicado bajo el sello independiente de Gulp/Toloache óptico va por su décimo número, lento pero seguro.
En contra: ¿Se pueden vender rosas en papel periódico? Si, pero es complicado. La presentación del fanzine no es muy atractiva para un lector acostumbrado a ver al Hombre Araña en papel couché a color, hablando del comprador regular de comic.
Y esto si lo encuentran: el fanzine es un producto local, ni siquiera regional, y debido a su muy limitado número de copias, es prácticamente imposible encontrarlo si no es venta mano-a-mano en una convención o solo en un par de revisterías locales

Como decía, a raíz de mi amitad con Miguel Mar, me invitó a lo que sería mi primera publicación en papel, "Mundo Perro" #2 y posteriormente decidimos en 2007 aventurarnos a hacer una antología de lucha libre en el formato que creo yo, es la segunda opción para autopublicar:

SEGUNDA OPCION - MEDIA CARTA

Ya con la experiencia de hacer fanzine, lo siguiente era brincar a un formato similar pero con mejor calidad de impresión, portadas a color y un número mas elevado.

Antes que nada, había que cotizar. Podemos estimar que mas o menos, 1000 tamaño media carta, de 36 páginas, interiores a blanco y negro, portada y contraportada en couché a color, salen aproximadamente en 6000 pesos (depende mucho de la imprenta, esto es un aproximado en base a aquella publicación y hace unos años)

En esta ocasión y tratándose de una antología, nos pusimos de acuerdo los artistas y dividimos el costo entre todos, lo cual bajo el esquema de "cooperacha" nos permitió repartir el costo de la impresión entre varios y poder sacar un producto mejor maquetado que un fanzine, por un precio bastante accesible (mas o menos 500 pesos por artista)

Esta publicación se integró con 8 historias de 4 páginas hechas por Miguel Mar, Gustavo Leal, David Montes, Paco Espinoza, Roberto Cota, Luis Alberto Villegas, Victor David Cantú, Gustavo Zamora, y con arte en forros de Jesús Hernández, Enid Peste y Gil Agudín.

Otro ejemplo de publicación que apela a este formato es "La Pangolina" que hace un par de meses llegó al número 8, el cual se presume es el último número antes de migrar a la web.

Otros ejemplos de comic a media carta, con portadas a color e interiores a una tinta, fueron "¡#$%& Comics!" de Monterrey, que alcanzó los 22 números, y "Quaentum" del cual se publicaron 2 números (yo colaboré en el 2 en 2008):

A favor: Con una mejor presentación que el fanzine, el comic media carta es más atractivo para el lector, que puede sentirse atraido por su bajo costo (promedio 20 pesos) y una portada a colores. Bajo el esquema de cooperación sus costos se abaten prácticamente al nivel del costo de fanzine, para cada uno de los que aportan. Además, con 1000 números disponibles, es posible hacer un trato con las tiendas de comics especializadas en México.

En contra: El tamaño media carta tiene dificultades para competir contra el comic en formato americano, mas que nada por la percepción del lector, que puede ser enganchado por la portada, sin embargo el tamaño media carta restringe el espacio y detalle del arte de los interiores: recuerden que el trazo se puede reducir a la mitad, pero el texto debe ser legible. Es como aquellos comics de VID de finales de los 80's, o el famoso tamaño Colibrí de Novaro de los 70's, en los que los textos eran limitados o peor aun, cuando eran extensos, cubrian gran parte del arte.

A este formato hay que abordarlo tomando en cuenta las siguientes preguntas: ¿Todos los participantes tienen el mismo nivel de compromiso hacia la publicación? ¿Todos tienen una calidad de trazo e historia similar? ¿Podrían los altibajos en esta calidad causar una mala impresión en el lector al hojearlo?.

Estas cuestiones siempre salen cuando uno trabaja en equipo y son medulares en el esquema de "cooperacha". Hay que recordar que un error muy común entre quienes publican comic independiente, sin un editor al frente del proyecto, es el de meter cualquier cosa hecha a la carrera, pagar su parte y creer que con eso "ya cumplieron".

TERCERA OPCIÓN - TAMAÑO COMIC

Independientemente de que el contenido del comic debe ser el mejor posible, hecho con dedicación y no "al a'i se va" sin importar el formato (se pueden vender rosas envueltas en papel periódico, pero la mierda aunque se envuelva en seda, no se vende)

Tradicionalmente, el comic en México ha tenido diferentes tamaños, sin embargo desde los 80's a la fecha y con la penetración del comic americano de Marvel y DC, tal parece que la generación actual se siente más atraída para este formato, más por costumbre que por otra cosa.

El tamaño estandar del comic americano es de 17 cm x 26 cm que ligeramente menor que una hoja tamaño carta (21 cm x 29.7 cm), por lo que es viable para cualquier imprenta manejarlo, sin embargo es mas costoso que el media carta ya que se requiere el doble de pliegos para obtener la misma cantidad de páginas.

Debido a su tamaño, es el formato ideal para escalar las páginas originales de arte (tabloides si son dibujo tradicional, o 300 DPI si son en formato digital) sin que se pierdan detalles y manejando tamaños de letra legibles que no interfieran con el arte (ojo: siempre y cuando estén bien hechos desde el diseño).

Ahora bien, vamos a dividir este apartado en 2 segmentos:

BLANCO Y NEGRO

Es posible publicar en este tamaño (24 páginas, interiores a blanco y negro, forros a color, 1000 ejemplares) por entre 7000 y 10,000 pesos dependiendo del impresor; esto no es una empresa tan sencilla, aun llevándose a cabo entre varias personas, sin embargo bastan por ejemplo 1000 ejemplares para acceder a tiendas de comic especializadas, si el material es excelente. Un ejemplo de esto es el comic en el que actualmente colaboro, Horizonte Cero:

COLOR

Hablando de formatos, probablemente el mas cercano al "ideal" de muchos lectores (que no el ideal de todos los autores) sea el formato comic a color. Este es el formato al que VID y Televisa nos tienen acostumbrados con las licencias de Marvel y DC que manejan.

Comics nacionales que actualmente manejan este formato, pero con interiores a color son Soulkeepers, Sevenfold y Dragón Negro:



A favor: Los tirajes que manejan estas publicaciones a color están alrededor de los 10,000 ejemplares; esto les permite entrar al esquema formal de distribución que incluye revisterías en todo el país, las tiendas del tecolotito e incluso cadenas de autoservicio, lo que les permite llegar a una mayor población. El formato, aun limitado a tiendas especializadas y 1000 números, es muy atractivo para el lector, permite una excelente apreciación del arte y la lectura.

En contra: Si es difícil mantener una peridocidad absorbiendo los costos de una impresión a B&N, se vuelve toda una empresa formal hacerlo en formato a color. En un mercado donde la competencia viene del extranjero, es una labor encomiable lanzarse a hacer un comic a color en grandes tirajes, que no cualquiera puede enfrentar aun con grandes recursos económicos (o patrocinios) y hacerlo requiere de preparación formal, mas que de "ganas". Ya antes ha habido ejemplos en México de comics que se lanzan a la aventura y se queman rápidamente (recordarán a "Serpio" y "Ransom 4" al final de los 90's o principios del siglo XXI)

CONCLUSIÓN

Esta es la experiencia que puedo compartir respecto a los formatos que se manejan en el comic autopublicado.

Existen otros formatos por supuesto: mini comic, bolsillo (como el libro vaquero o las sensacionales), Novela Gráfica a media carta o incluso el tamaño carta directo. Sin embargo abordé los mas comunes que yo he encontrado y con los que he tenido contacto.

Y por supuesto, un tema aparte sería el WEBCOMIC tan en boga ahorita.

Lo importante, si quieres hacer un comic, es abordar el trabajo con la mejor calidad posible en guión, arte, color, letras y diseño editorial; a la medida de tus posibilidades y pensado con cuidado hacia tu público meta.

(A volar)

3 comentarios:

  1. Me gusto lo que escribiste, deseo hacerte unas preguntas, desde hace mucho deseo publicar un comic de mi propia creacion, me he detenido, debido a que aun tenia influencias o mejor dicho querer imitar superheroes de marvel odc, como pude apreciar en Serpio o Cinacros, es hasta ahora que me animo a retomar y crear historias mas propias del lugar en que naci, que es Mexico. Hasta ahora he tomado el tiempo para revisar conceptos, el hecho de un buen arte grafico y demas, pero, aqui esta el famoso pero, no tengo medios, me gustaro tus ideas y la puesta en practica, realmente aprecio tu saber, ya que me has iluminado mas mi enetder, solo quiero saber si es conveniente una webcomic, ya que hasta en un documental que vi acerca del comic se dijo que el futuro es internet para el comic y pues , forzado por las circunstancias, es poque me inclino hacia ella. Es conveniente para darse a conocer y sea notado, para poder conseguir el apoyo para poder lanzarlo mas alto. Me gustaria saber tu opinion. De todos modos dejo mi correo para una posible respuesta consejos y algo, de antemano te lo agradesco. Mi email es fuegotolteca@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Igual que anonimo, me ha dada mucha luz lo que has publicado aquí, a mí lo que me inquieta es la parte del Derecho de Autor y la parte de la Reserva de Derechos, entiendo que lo que has publicado estar protegidos de alguna manera y si para publicar el fanzine y a media carta te has detenido por cuestiones burocraticas de derecho de autor, estoy tratando de iniciar en esto y creo que este entre otros ha sido mi principal problema, gracias, dejo datos de contacto...jape7401@hotmail, jape74_01@yahoo.com.mx o al blog Jape Historietas

    ResponderEliminar
  3. Saludos Alex:
    Respecto a los derechos de autor, puedes registrar tu obra en INDAUTOR, yo me he acercado a las oficinas de Monterrey y Cd. Victoria, ahi te pueden asesorar, el trámite no es caro y te aceptan formatos digitalizados (en caso de que no quieras cargar tu obra en papel).
    ¡Gracias por tus comentarios!

    ResponderEliminar

COMENTARIOS

Páginas vistas en total

TOTALIZADOR

free counters 12-XII-08 a HOY