domingo, 10 de agosto de 2008

Monstruos del ID

Cuando era niño, yo ya sabía que a mi papá no le gustaban las películas de ciencia ficción, sin embargo recuerdo una extraña historia donde había un monstruo "creado" por el pensamiento de uno de los personajes. Y lo que mas recuerdo, es que fue mi papá quien me aviso para que la vieramos juntos... la escena del monstruo invisible dejando sus huellas conforme avanzaba hacia la nave, se me quedó muy grabada.

Después supe que esa película no es otra que la clásica "Forbidden Planet", de 1956. Probablemente para quien la viera hoy, en un remake, digamos; no pasaría de ser otra película mas del género. Sin embargo, hay que recordar que en ese año aun no existía "Star Wars" ni "Star Trek" asi que cuando uno ve conceptos como:
- Teletransportación
- Blasters
- HyperDrive
- Leyes de la robótica
- Nenas en minifalda
- Extrañas forma de energía

No puede menos que sentirse asombrado de la propuesta visual y conceptual. De aquí en adelante van los spoilers, que me llevarán a un tema diferente a la película, y que sin embargo se relaciona:
Tenemos una nave espacial de la Tierra (donde todos sus tripulantes tienen una organización semi militar pero al mismo tiempo usan overoles grises, sin rangos, como una especie de obreros "comunistas") que desciende a un planeta donde solo viven un tal Dr. Morbius y su bella hija, atendidos por el multifuncional y poderoso robot Robie. Resulta ser que el resto de los pobladores de la colonia fue asesinado por un ser desconocido, razón por la que Morbius prohibiera a los tripulantes de la nave, descender.

Morbius les muestra una construcción subterránea y ciclópea, creada por extraterrestres extintos, y de la que el buen doc (vestido de negro al principio, contrapuesto a su hija, vestida de blanco: como si encarnaran uno la maldad y la otra la pureza) ha sabido sacar provecho conforme va aprendiendo a usar su infinita energía.

El monstruo de energía ataca la nave, incluso resiste el cercado de energía y los disparos de los blasters. El médico de la nave, tras examinar la maquinaria extraterrestre, descubre que el monstruo de energía no es otra cosa que "un monstruo del Id" es decir, todos los miedos, ira, deseo de venganza, megalomanía y maldad del Dr. Morbius, proyectada al exterior a través de la maquinaria alienígena.

¿Qué pasa después? Ese es el final de la cinta, y no lo diré.

Pero he llegado al punto que me interesaba y le da título a esta entrada del blog, a los monstruos del Id, los monstruos del subconsciente...

Muchas veces tenemos semanas en que realmente las cosas se nos ponen complicadas. Semanas en donde ni los domingos parecen ser para descansar: Nos llaman, nos riñen, se contrapuntean con uno, vaya, es cuando uno quisiera decirle al mundo "ya déjame en paz, ¿no?"
O como decimos los mexicanos: "Ya nos tienen hasta la Madre"
Bueno, estos días han sido así para mi. Pero no puedo ir y desquitarme con quien me está haciendo pasar un mal rato, ya sea porque no es laboralmente aceptable, porque sería poco ético o profesional, o simplemente porque no sería justo... todo ello, son justificaciones humana y socialmente aceptables para cualquier persona, ¿no?
Cuando estaba en la prepa, recuerdo a un compañero muy serio, que tuvo que tolerar los malos chistes de otro. Su única respuesta (y es una anécdota clásica en las reuniones con mis amigos de esa época) fue: "Si tuviera una pistola..."
Es común oir hablar, o incluso ver o a veces hasta vivir esto:
Un tipo que llega a su casa de malas, porque le fue mal en el trabajo, y se desquita con su esposa o sus hijos, ya sea porque la sopa está muy simple o porque el niño rompió un vidrio y el vecino quiere que se lo paguen. Aparece un estallido de ira que ya no puede ser contenida, el tipo ya no piensa en la insípida sopa o los 100 pesos del vidrio, sino en todo lo malo que le ha pasado, en su cabeza solo resuena un eco "¡Estoy harto, ya déjenme en paz!" y viene la agresión verbal o física.


El monstruo del Id, alimentado por nuestra propia energía, es liberado. No es que "se le metiera el chamuco" simplemente es que ante esa presión (una palabra muuuuy apropiada) busca un lugar para salir y liberarse, para "desquitarse".
Todo recipiente está diseñado para operar a una cierta presión normal y una presión máxima, arriba de la cual, truena.
Para evitar que truene, todo recipiente tiene una válvula de alivio o en su defecto, se "protege" apagando de inmediato la bomba o compresor que lo alimenta.
La mayoría de las personas, como los recipientes hechos a la antigüita, tenemos esas válvulas de escape: gritamos, hacemos ejercicio, le pegamos a algo (o peor: ¡a alguien!) o caemos en una crisis nerviosa. Otras personas, optan por protegerse, solemos llamarlos "conchudos". Es esa gente que prefiere que lo corran de un trabajo a estresarse, en cierta forma, evaden la fuente de presión, la ignoran y se protegen.
Es difícil hallarle la cuadratura al círculo cuando uno mismo ha tenido días difíciles, ¿a dónde quiero llegar?
¡Ah si!
¡SIGAN CHINGADOME LA MADRE Y VAN A VER, CABRONES!
Ppffffffffffhhhhhhh... ¡ah! ¡válvula de alivio!
Prefiero sentarme a reflexionar sobre esto escribiendo un rato, total el papel aguanta todo; que desquitarme con mi família o hacer algo que ponga en riesgo mi fuente de sustento.
A diferencia del Dr. Morbius en la película "Forbidden Planet", encaro mi fuente de estrés, se que es, no tiene nada que ver con la sal de la sopa o una travesura de mi hija. No, esas son minucias. ¿Porqué me voy a desquitar con quien no la debe?
Mi sugerencia es esa: acepten al monstruo, sepan qué lo creo... y después, córtenle la energía. Nadie tiene que pagar el mal rato que nos causó otra persona. "Cuenten hasta 10" como decía el comercial de los 80's.
(A Volar)

2 comentarios:

  1. Muuuuuy interesante entrada =.=... cuando comenzaste lo de la pelicula, recorde uno de los libros que lei mas peque, donde el monstruo era una araña invisible atrapada en un templo laberinto invisible y de donde una persona tenia que escapar... brrrrr

    Y ya después con lo del manejo del stress... hay mi buen lord =.=, yo tengo pesimo manejo xD me cierro como banco blindado aunque como dices, lo bueno de la escritura es que puedes desahogarte por ahi... ojala todos se desahogaran escribiendo!! O_O es mas saludable XD aunque la gente debe estar advertida para no herir sensibilidades jijijiji (no lo digo por ti lo digo porque a mi me paso jajajajaja)

    Besos vampiricos ;)

    H.C.V.

    ResponderEliminar
  2. hay un comic que me gusta mucho sobre eso precisamente, es una historia corta de Howard Chaykin en Batman Blanco y negro I, buenisima!!!

    ResponderEliminar

COMENTARIOS

Páginas vistas en total

TOTALIZADOR

free counters 12-XII-08 a HOY