viernes, 1 de enero de 2010

El futuro nos alcanzó

Saludos.

Feliz año nuevo y bienvenidos al último año de la primera década del siglo XXI.

Después de estar hasta las orejas de recuentos de los últimos diez años, de un bombardeo mediático sin precedentes y de recuentos que terminaban siendo tan grandes que no cabían en una sola entrada, después de los abrazos y los cuetes, es tiempo de reflexionar.

Cuando era niño, vi la secuela de "2001" que se llama "2010". Para esas fechas ya estaba metido en el rollo de la literatura de ciencia ficción y sabía quien era Arthur C. Clarke, también había visto la historia del famoso monolito negro y Hal-9000 así que la disfruté bastante.

Conforme el futuro me llevó al 2000, me di cuenta que no tendriamos una Base Lunar Alpha con bellas alienígenas en pantalones acampanados, ni jatpacks ni automóviles voladores.



Volví a ver 2010, y aunque tampoco tenemos naves suficientemente robustas como para ir a Júpiter (ni sistemas de animación suspendida), algo que dejamos de tener y es meritorio, es una Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.


Y no tengo nada contra los rusos, pero cuando dejó de existir el mundo detrás de la cortina de hierro, también cayó el muro de Berlín para alegría de todos, y de eso hace ya 20 años.


Cuando era niño, el mayor temor era el de una guerra nuclear, y a la vuelta de 25 años me queda claro que nuestro mayor temor el día de hoy, tiene mas que ver con el calentamiento global y sus efectos... si bien hemos caído en la política del preocupado, que cree que si piensa mucho en un problema, lo resolverá sin tener que mover un dedo.



Pareciera que con el paso de los años, no dejamos de ser una raza que se ve a si misma llena de miedos e inseguridades (o al menos, así nos vende Hollywood a nosotros mismos) y pasando esto, no nos damos cuenta de como poco a poco descuidamos otros futuros que se nos anunciaron, el de un mundo gobernado por la TV (Max Headroom) y el de un gobierno que controla y observa, como un "Gran Hermano", cada paso que damos (1984)


En Londres, hay decenas de miles de cámaras de seguridad ¡y sin embargo esto no ha ayudado a disminuir el crimen!.


Creo que la pregunta crucial, como escritor de ciencia ficción y como habitante de esta isla llamada Tierra, es mas bien ¿Cómo vamos a abordar los años por venir?

Señores, el destino ya nos alcanzó y estamos demasiado distraidos con las películas de horror basadas en zombies, los reality shows y una tv abierta cada vez mas deplorable; ya es hora de que cada uno de nosotros asuma su responsabilidad. Somos ya 6'868'151'610 (hasta las 9:00 pm del primer día del 2010, tiempo de México) seres humanos, ¡nace un congénere cada 3 segundos!


De todas estas personas, 7 de cada 8 viven en paises en vias de desarrollo (en Africa, Latinoamérica, Asia y Ocenía) y la mitad de los humanos vivimos en zonas urbanas que demandan alimentos, energía eléctrica y agua potable como necesidades fundamentales.


No se trata de culpar a los chinos y a los indios porque ellos solos forman la mitad de la raza humana, sino de pensar globalmente y actuar localmente. A estas alturas del partido, estamos perdiendo nuestras reservas de agua dulce (las capas polares y las cimas de las montañas) a un ritmo alarmante.



Así que para empezar bien el año, no se olviden de apagar luz y aparatos que no ocupen, cierren la llave del agua, reduzcan su consumo de productos no biodegradables (para un chocolate y una coca, no pidan bolsa en el super-7), planten árboles, arbustos, hortalizas o cualquier organismo que consuma CO2 y nos produzca oxígeno y señores... todo esto ya lo saben, pero lo que creo que no saben y se les olvida es lo siguiente.

BATERIAS

Jamás las echen a la basura. Una maldita pila AA alcalina puede envenenar hasta 500,000 litros de agua. Piensen que cada uno de nosotros requiere de toda esa agua para cubrir sus necesidades básicas (¡todas!) en un lapso de 3 años. Asi que mejor compren recargables, a la larga son más baratas, y hablando de energía eléctrica...

RACIONALIZA LA ENERGIA
Aunque se puede generar energía eléctrica de muchisimas maneras y la mayoría son bastante limpias (solar, eólica, hidrológica, geotermal) la verdad es que la humanidad genera su electricidad a base de quemar carbón y esto nos lleva a generar más gases de invernadero y más contaminación. ¿Y quienes consumen todos esos kilowatts/hora? ¡Basta ver a la Tierra de noche!

CONSUME LO REGIONAL

Si cerca de tu ciudad se produce algo, consúmelo.
¿Cómo saberlo? ¡Solo lee la etiqueta!
No solamente dejamos dinero en nuestra comunidad, sino que se gasta menos en fletes. Todos los medios de transporte actuales queman combustibles fósiles que generan mas CO2, smog, ruido y tráfico; es mejor consumir algo que hizo un camino de 1 hora hasta el super, que algo que se trae de otra ciudad u otro país.

¡BOICOT!
¡Palabra prohibia en el mundo moderno, globalizado, de libre comercio y amante de la democracia y la libertad!

Boicot es la mejor forma de protestar en contra de una empresa para nosotros los consumidores: es simplemente DEJAR DE COMPRAR.
Así nomás. Muchas veces nos han llegado esos correos que dicen que apaguemos el celular una hora para que la compañía de teléfonos sienta el rigor y le baje a las tarifas, ¿Cuántos lo hemos hecho? ¿Creén que el boicot no sirve en México, porque tenemos muchos monopolios? ¡Jamás menosprecien la capacidad de convocatoria de una idea en el siglo XXI!

Olvídense de que los noticieros vayan a decirles que Wall-Mart malpaga a sus empleados, o que Kaltex no le da reparto de utilidades a los suyos. No esperen esa información de la TV en este país, donde gracias a pésimos hábitos de consumo nos hemos convertido en el segundo lugar mudial en obesidad mòrbida y PRIMER LUGAR en obesidad infantil (este problema aumentó un 25% en los últimos 20 años) y esto es solo un síntoma de un problema mucho mayor.
¿Qué tiene que ver ponerse gordo por comer comida chatarra, con el ambiente?
Piensen esto: Al consumir más productos manufacturados le estamos exigiendo a la industria que ellos consuman mas energía eléctrica generada con combustibles fósiles, que mueva mas flotillas a través de las carreteras y que genere más resíduos, al mismo tiempo, al dejar de comer una fruta u hortaliza cultivada por un campesino en un ejido a las afueras de la ciudad, contribuímos a que esa persona introduzca cada vez menos de su producto y nosotros, tengamos que pagar el costo de la importación, generando dependencia alimenticia a otros países (y eso es peor que la dependencia económica).
El desarrollo sustentable no se trata de volver a economías domésticas proteccionistas, ni de abandonar las ciudades y migrar todos al campo, ni de cerrar la industria que genera empleo para la mayoría de los que estamos en ese sector.
Se trata de que cada uno de nosotros sea mas responsable de qué consume, cuanta agua y energía gasta, cómo apoya a sus vecinos para mejorar su calidad de vida y que haga todo esto conciente de que tiene un costo para la Tierra.
Así que miremos al futuro sin miedo y sin bravuconadas. Tomemos las riendas de nuestras propias vidas y empecemos a trabajar en el día a día para que el mundo que hereden nuestros hijos, sea mejor que el que nos heredaron nuestros padres.
¡Feliz año nuevo!
(Y por eso este año, dejaré de tomar refresco... ¡a volar!)

2 comentarios:

  1. Igual para usted, Don Abraham, Feliz Año!

    ResponderEliminar
  2. yo deje de tomar refresco hace mas de 10 años...
    excelentes planteamientos, que no se nos olviden! Yo por lo pronto seguiré enviando correos de boicot a los celulares y ahora compartire este post son mis amistades, hay mucho que hacer dentro de nuestro propio radio de acción, saludos!

    ResponderEliminar

COMENTARIOS

Páginas vistas en total

TOTALIZADOR

free counters 12-XII-08 a HOY