domingo, 21 de marzo de 2010

Breve e incompleta historia de la historieta en México

Saludos:

Llegó a mis manos un libro que se llama "La historieta mexicana en los años sesentas y setentas" de Harold Hinds y Charles Tatum.
El libro es una suerte de tesis que analiza el contexto histórico, social y comercial de una época de "plata" del comic mexicano, refiriéndose especificamente a "Kalimán", "Lágrimas y Risas", "Chanoc", "El Payo", "Los Supermachos", "La familia burrón" y finalmente "La novela policiaca".


Aun no termino de leerlo.
Así que adelantándome a la conclusión del libro, quiero escribir un par de reflexiones a las que me ha movido, ya que la historia de la "moneada" nacional está bastante fragmentada en mi cabeza.

Yo recuerdo una época, a principios de los 90's y todavía hasta hace unos diez años, en que el comic mexicano estaba teniendo su nuevo boom.
Me refiero a la aparición de "Zeraky", "Ultrapato", "Dramatus", "Valiants", "Lugo" y posteriormente "Meteorix", "Tinieblas", "CerDotado" y "El Bulbo". La época en que "El Gallito" aun existía y en sus páginas se publicaba "Operación Bolívar".







Tengo la fortuna de conocer personalmente a los autores de esos comics, lamentablemente aunque son mis contemporáneos, yo llegué muy tarde a esa fiesta: para el 2003 (cuando escribí mi primer guión de comic) la escena estaba apagada de nuevo.
Hoy creo que está resurgiendo una vez más apoyada sobre todo en internet con el fenómeno del webcomic y muy seguramente con influencia del desarrollo del comic independiente en Estados Unidos y la facilidad para nutrirse de material distinto, gracias al internet.

Sin embargo, el tema al que voy no es acerca de "a donde vamos" sino al de "de donde venimos".

Si bien ya tenía un esbozo breve de la historieta en México gracias al libro "La vida de cuadritos" de Rius (1983) , el capítulo que le dedica es limitado, y en general, bastante despectivo.
Entiendo la postura de Rius (un Maestro del arte sencuencial que ha dedicado su vida entera a la conscientización de los lectores, más que un mero "entretenedor") sin embargo referirse a lo que se hizo en el siglo XX (excluyendo a "La Familia Burrón" y "Los Supersabios") como...

..."El resto de la historieta mexicana -idiotizante, cursi y de pésimo gusto es un insulto al llamdo noveno arte... el problema de la historieta en México es que se ha dejado en manos de los peores mercachifles-editores que en complicidad con nuestras autoridades educativas, fabrican solo el comic enajenante y de mal gusto, pornográfico y sentimentaloide, del que venden millones (Kalimán, Lágrimas y Risas, El Santo, Novelas de amor, El caballo del diablo, etc)"...

...Realmente no me deja en claro un panorama histórico mas detallado.

En el libro que cito, y que insisto aun no termino, hay un breve recuento de fechas, y siendo un libro escrito por "gringos" les es inevitable establecer paralelismos entre la historia de la historieta mexicana, y la historia del comic americano. Baste eso para empezar un recorrido por demás incompleto que me llena de más preguntas, en vez de darme respuestas.

Si bien "Maldades de dos pilluelos" fue publicada en México durante el porfiriato en 1903, no fue sino hasta terminada la revolución, en 1921, que El Herlado publicó "Don Catarino y su apreciable familia", de Carlos Fernandez Benedicto (guión) y Salvador Pruñeda (arte), una tira de humor cuyo principal personaje era un charro. Era una versión mexicana de "Educando a papá", según el libro y si le creemos a la wikipedia.

En 1925, El Universal realizó una convocatoria para atraer a los creadores de tiras nacionales y empezó a publicar "Mamerto y sus conocencias" de Hugo Tilghman.
Desde finales del siglo XIX México ya tenía bastantes artistas sobresalientes dentro de la prensa, el paso natural era que migraran hacia el arte secuencial en las páginas de los periódicos: Surgen así en esta época "Chupamirto" de Jesús Acosta (antecedente de Cantinflas), "Adelaido El Conquistador" de Juan Arthenak, "El señor pestaña" de Audifredd, "Rocambole" de Neve y "Detective Fisgón" de Ontiveros, entre otros.
Hay que decir que en esta época haría escuela Ernesto García Cabral alias "El Chango".


En 1934 aparece "Paquín", la primera revista de historietas, seguida por "Paquito" (1935), "Pepín" (1936) y "Chamaco" (1936) Iniciando la era "de oro" del comic nacional. Inicia entonces también la competencia feroz por atraer al lector.
Es curioso como en épocas recientes se ha repetido el formato de la antología, con la enorme diferencia de que aquellas publicaciones eran semanales (¡o diarias!) y estas, máximo, mensuales; me refiero a "Pulpo Comics" de BEF (2004), "SMOG" (2006), y "¡#$%& comics!" (2009).


Fue en esta época que se formó la primera agrupación de historietistas en 1935, gracias a Ramón Valdiosera, creador de "Medio Litro" (recientemente vuelta a publicar)

Las décadas de los 40's y 50's fueron la época de oro de la historieta en México, una vez más, paralelamente a la época de oro del comic del vecino del norte. "Adelita" y "El Santo" con arte de José Guadalupe Cruz, "Wama, el hijo de la luna" del recientemente fallecido Joaquín Cervantes Bassoco, "El Charro negro" del tampiqueño Adolfo Mariño, "Rolando Rabioso" de Gaspar Bolaños y los inigualables y trágicamente hoy poco recordados "Supersabios" de Germán Butze, aparece en escena en 1945 "Memín Pingüin" y llega en 1948 "La familia Burrón" de Gabriel Vargas que probablemente sea considerada hoy la historieta mexicana por excelencia; eran los títulos mas sobresalientes de la época, mas no los únicos.


Nuestros padres crecieron leyendo esos "cuentitos".
Yo nunca he podido leer a "Wama" o a "Tawa", pero el simple hecho de que mi padre los citara como los comics que él leía, en una época en que me tenía prohibidos al Hombre Araña y a Karmatrón, fue suficiente como para hipnotizar mi imaginación.
Actualmente parte de la colección se puede leer en linea

Un apunte al márgen para hilar esta historia más adelante: En 1959, Sealtiel Alatriste (de "Chamaco") fue el primer "monero" mexicano en entrar al mercado del comic norteamericano, dentro de las páginas de Tarzán.

Con la llegada de los 60's (en la que el mencionado libro abunda) los títulos que mas se vendían seguían siendo "La Familia Burrón", pero entraban en escena ahora "Kaliman" de Modesto Vazquez y Cutberto Navarro (emigrado del radio, que era el medio de comunicación masivo número 1, seguido del comic), "Lágrimas y Risas" (de la mas famosa de las guionistas nacionales: Yolanda Vargas Dulché), "Chanoc" de Angel Martín, Pedro Zapiáin y Angel Mora, "El Payo" de Guillermo Vigil , "Los Supermachos" de Rius, y "Memín Pingüin" que era ahora dibujado por Sixto Valencia.


Pero el México post-revolucionario de los 40's y el México en pleno boom de la industrialización de los 50's, así como el México turbulento de los estudiantes contra el totalitarismo del estado de los 60's, hacía tiempo habían desaparecido para cuando su servidor estaba dando sus primero berridos.

En 1970 se formó la Sociedad Nacional de Dibujantes e Historietistas, que cada dos años entregaba el "Tlacuilo de Oro" a los artistas secuenciales destacados. Se instaura el 7 de Octubre como el "día del historietista" en México.
Probablemente los títulos que mas recordamos hoy de la década de los 70's sean "Fantomas" de Alfredo Cardona, "Hermelinda Linda" de Oscar González Guerrero y "DUDA" (con arte de Cosme entre otros), y aunque los consagrados de las décadas pasadas seguían editándose, las cosas iban a cambiar radicalmente con la llegada de la T.V. de color. en la década de los 80's






¿Fue eso, o fue la llegada masiva de comics de marvel por La Prensa y Novedades?
¿Fue culpa de Mako y Mazzinger?
¿Será que como dice Armando Bartra "dejó de haber lectores"?

El caso es que además de la llegada de historieras nuevas como "El libro vaquero" y "El Pantera" de Daniel Muñoz y las revisterías se plagaron de las "infames" sensacionales durante los 80's.

Es curioso como yo mismo desprecié este formato por año, creyéndolo culpable de la "decadencia del comic", de que en los 80's fuera de "Karmatrón" de Oscar Gonzalez Loyo, "Destrúktor" de Nicanor Peña y las parodias de "Videorisa" no hubiera nada más hecho en México que yo pudiera (o quisiera) leer.

Es chistoso verlo en perspectiva porque en los 80's mi abuelita no solo era devota de la Santa Muerte, sino del "Mini Terror" y "El libro policiaco"; y mi abuelito seguiría leyendo hoy "El libro vaquero" de no ser porque tiene 98 años y no ve bien ya.

Es irónico porque ahora tengo el gusto de conocer a Maestros como Oscar Bazaldúa, portadista de "Sensacionales" que además hizo las portadas de "Místico" recientemente. He trabajado con Hugo Arámburo, que ha aportado sus curvilíneas mujeres a un guión escrito por mí, he tomado café con Francisco Solís y tengo en mi devwatch a Rafael Gallur y en mi lista de blogs a Manuel Martín. Todos son artistas consumados, que dominan el oficio y de quienes efectivamente, provienen cosas sensacionales en el mejor de los sentidos de la palabra.

Terminó el flashback y hemos regresado a donde empezamos.

Nos lamentamos porque "no hay industria del comic en México", pero al mismo tiempo nos quejamos del culto a las vacas sagradas de antaño. Llegamos a la conclusión de que "sí existe una industria del comic en México" pero NO como nosotros la queremos, una en donde como antes, se pueda vivir dignamente de esto. Y como muchos mexicanos en otras áreas, los moneros talentosos han migrado al extranjero, entre ellos Sergio Aragonés y Humberto Ramos, aunque la lista ha ido creciendo muchísimo y entre mis contemporáneos están Edgar Delgado, Hector Sevilla, Ulises Arreola, Axel Medellín, Renato Guerra, Mario Guevara, Francisco Hanghenbeck, y un largo etcétera que parece (en cierta forma, afortundamente) incrementarse por segundos.

Algo pasó cuando nacimos: que o nos pasaron una estafeta rota, o de plano nunca estuvimos ahí para recibirla en los 80's.
Pasamos de la "Golden Age" a la "Silver Age" para terminar en la "Dark Age".
¡Aun recuerdo a principios de la década pasada, esa constante necesidad por crear al superhéroe mexicano! No dudo que muchos aun sigan atorados en esa etapa.

Así que... ¿qué nos depara el futuro?.

Esta historia se sigue escribiendo hoy.

Hay mejores cronistas del comic mexicano que yo, Luis Gantús es uno de ellos.
Mi visión es incompleta y limitada, ya que esto es tema para un par de libros y no para una entrada de blog.

Sin embargo, después de una revisión histórica que como dije, plantea mas preguntas que respuestas, queda el compromiso de continuar generando un movimiento.
Porque nos tocó vivir aquí, en este tiempo, con estas herramientas y dentro de un medio que parece no existir.

Razón de más para reconstruirlo partiendo de cero, ¿no creen?.

(A volar)

* Para mas referencias, hagan click en los hipervínculos - ¡bendito hipertexto!

3 comentarios:

  1. Abraham
    muy buen texto y agradezco la referncia, reconforta saber que hay gente interesada en recordar nuetra historia "historietil"
    un fuerte Abrazo

    Luis Gantus

    ResponderEliminar
  2. Me gusto tu post carnal, pero la verdad estoy en desacuerdo en al analogia que haces de "Dark Age". La falta de apoyo y recursos para los independientes no significa que no se creen obras chingonas, sobre todo en estos tiempos tan turbulentos que vivimos como nacion donde el descontento social y las injusticias pintan para algo muy feo en el futuro.

    No se, mas que una etapa obscura yo siento que es una transicion, tal vez no haya futuro para la historiera mexicana como tal, pero para el talento en Mexico definitivamente si la hay, simplemente tal vez no aqui en nuestro pais.



    Muchos saludos carnal y muy buen post.

    ResponderEliminar
  3. Luis: Para saber a donde vamos, hay que saber de donde venimos, esto es parte de un montón de dudas sobre esa historia, que me surgieron (y aun no termino de hallarles la respuesta)

    Javier: Estamos en un momento muy interesante que una vez más en México, la oferta de comic "indy" es 100% de autor, como lo fue en la época de oro, como comentas. A lo mejor el término "dark age" fue usado de manera muy libre o exagerada. Historicamente lo vi como el imperio romano, que de una edad de oro, pasó a una de plata (el imperio bizantino) y después sucumbió y Europa entró en una edad media, un oscurantismo...
    ...Del cual, surgió un Renacimiento.

    Un abrazo y muchas gracias por sus comentarios.

    ResponderEliminar

COMENTARIOS

Páginas vistas en total

TOTALIZADOR

free counters 12-XII-08 a HOY