miércoles, 2 de junio de 2010

Smash Ensemble - 2do Festival Internacional Nuevas Voces del Mundo

Saludos:

El día de hoy una amiga me invitó a la presentación de Smash Ensemble en en el Teatro del Centro de las Artes en parque fundidora.

Si bien este proyecto está integrado por 24 músicos, en la presentación de esta noche acudieron Clara Novakova (flauta), Carmen Domínguez (clarinete), Natalia Baquero (piano), Bertrand Chavarría-Aldrete (guitarra) y Andrés Balaguer (violín).

La música de Smash Ensemble, proviene de compositores contemporáneos europeos: dista en cierta forma de lo que conocemos como música clásica y se acerca a lo experimental obteniendo de cada instrumento, sonidos que provienen no solo de donde se supone que lo hagan, ya sean cuerdas o claves; sino de la totalidad de la guitarra, la flauta, el piano o el violín, combinandose en algunas ocasiones con distorciones electrónicas.


Y en este sentido experimental, cada pieza de este concierto sui generis, era antecedida por una descripción, que en palabras de Bertrand Chavarría decía mas o menos así:

"...La flauta y el violín se siguen en las notas, pero de pronto pueden estirarse, como un animal... un metainstrumento..." y escuchamos "Mosaico" (de César Camarero - 1992) un ritmo que en mi cabeza recordaba a un anélido retociéndose.

"...Es como un lienzo blanco donde cada nota representa una fisura o un grabado (bajorrelieve)..." y los 4 interpretaban "Esplorazione del bianco II" (Salvatore Sciarrino - 1986). De hecho esa pieza fue la del cierre.

Sin embargo dos de ellas fueron las que mas me parecieron interesantes para ejemplificar lo que voy a comentar.

"Wintersonnenwende-4" (Ramón Lazkano -2009) que estaba basada en "un fragmento de un poema alemán que habla de una fisura en el hielo" y con esta idea en mente, el estreno mundial de esta pieza para violíon y piano me hizo pensar en un guión que tengo pendiente terminar, acerca de un monstruo de la mitología inuti llamado Wentshukumishiteu, el cual no solamente puede aparecer desde debajo del hielo, sino también desde debajo de la tierra. La música era extrañana, misteriosa, como un monstruo que acechaba.

La segunda pieza que me llamó la atención fue "Ruinas Circulares" (les debo el nombre del autor porque no viene en el programa) que inmediatamente me llevó a un sitio que todos ustedes conocen:



Sin embargo, de pronto no lo vi como es ahora.
Ni siquiera como era en la edad del hielo.
Era diferente, cubierto de enredaderas, en medio de una selva húmeda y densa, mas propia de centroamérica que de Inglaterra, en un tiempo que pudo haber sido el de la Hyperborea de la mitología griega o de Clark Ashton Smith.

Y con esto, quiero hacer notar algo.

Así como ellos se refieren a su música usando términos mas propios de la biología o de las artes plásticas, o incluso de la poesía; el resto de las artes se nutren a su vez de la música.

Así es como un escritor puede dejar de escuchar la música a la que está acostumbrado, probar con cosas diferentes, dejar que las notas sean el lenguaje de la idea o la emoción, y embarcarse en una sucesión de ideas abstractas o imágenes, para generar nuevas historias.

Sigamos escribiendo, pues.

(A volar)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS

Páginas vistas en total

TOTALIZADOR

free counters 12-XII-08 a HOY