sábado, 23 de noviembre de 2013

50 años del Doctor

Saludos.

Hoy hace 50 años, se transmitió el primer capítulo de la serie Dr. Who, la serie de ciencia ficción más longeva de la historia de la televisión. La TV a color no era aun comercial y ese episodio en blanco y negro, acerca de una niña extraña, su aun mas extraño y excéntrico abuelo y un par de maestros metiches; fue el inicio de algo que probablemente ni sus creadores Sydney Newman, C.E. Webber y Donald Wilson, pensaron que duraría tanto tiempo.


¿Y porqué el mundo parece tan entusiasmado en la celebración del "Día del Doctor", es decir, la proyección del capítulo de 50 aniversario de la serie? Google le ha dedicado el "doodle" de hoy y por todas las redes sociales circulan fotos de los personajes clásicos y del Doctor en todas sus encarnaciones. Leí en algún lado que la popularidad de la serie creció mucho gracias a la presencia del actor David Tenant en el papel del Doctor, el tipo es carismático no lo niego, pero ¿será por eso?


En esta época en que las naciones viven sometidas por los caprichos de los oligarcas, donde en muchos paises el gobierno ha sido corrompido hasta la médula y vivimos en Estado Fallido, donde la explotación de los seres humanos y la expoliación del planeta son aceptables, nos estamos volcando desesperadamente a los paraisos artificiales. Los cárteles de las drogas se enriquecen espectacularmente vendiendo boletos a una realidad mas placentera, y para quienes no quieren morir en el viaje, siempre existirá en todas las culturas el alcohol para dejarte noqueado... ah, pero no he mencionado al mas popular de los paraisos artificiales, ese espejo negro que miles de millones cargamos en el bolsillo. Me refiero a los teléfonos inteligentes, a las tablets y a las computadoras. Ese mundo virtual llamado redes sociales donde nuestros amigos siempre están presentes, siempre charlando de trivialidades, compartiendo tanto videos graciosos como importantes enlaces en los que si no haces click, no estarás apoyando las causas que convertirán el mundo en un lugar mejor. Muchos "likes" en la foto del niño hambriento, es importante. No le quitarán el hambre, pero tu conciencia estará tranquila, podrás sentir que haces lo correcto por un segundo, mientras estás inmerso en la ilusión de la compañía de un millón de amigos durante todo el tiempo que estés despierto y con la vista clavada en tu dispositivo, siempre conectado a internet. Internet es el mundo. 


Así celebramos hoy al buen Doctor, compartiendo stickers virtuales y dándole like a bellas fotos del recuerdo... de algo que la mayoría de mi generación no vivió, porque no tenemos ni cincuenta años, pero lo que cuenta es estar "in", lo que cuenta es tener todos los días un motivo de celebración, sobre todo si es de algo que nos da placer, porque el placer es tan importante como verse bien y tener lo último en acceso a paraisos artificiales... digo, lo último en celulares y tabletas... que vengan cincuenta años más del Doctor, de Star Wars, de Star Trek, de princesas Disney, de Volver al Futuro, de Jack Skellington, de superhéroes de Marvel y DC, de zombies... que la fiesta no termine, hay que celebrar todas esas cosas bonitas que nos hacían felices cuando eramos niños, mientras fuimos jovenes... hasta que otra cosa se ponga de moda, claro. 
Lo importante es ser parte de la comunidad, quien no lo sea, no causa placer, no es agradable, mejor cerrar la ventana desde la que dice cosas que incomodan.


¿Y que hay de mi?
Yo conocí al Doctor en un libro de robots que me regalaron cuando tenía como 8 o 9 años. 
No al Doctor propiamente dicho sino a su perro robot K9 y a sus terribles enemigos, los Daleks y los Cybermen. Jamás había visto a los "saleros del espacio" pero la descripción me pareció inquietante. Pensé que su forma no humanoide los hacía aun mas misteriosos. La referencia a la serie "Doctor Who" se quedó en mi mente muchos muchos años. Yo crecí en Tampico, y no recuerdo que pasaran la serie en ningún canal, siempre me cuestioné como una serie que se mencionaba frecuentemente, podía ser tan popular y yo no haberla visto. Hasta donde recuerdo, mi primer encuentro con el personaje fue la película de 1996, pero de ninguna manera me llamó la atención: en vez de ver robots, mundos extraterrestres y aliens, lo único que recuerdo vagamente es que andaban corriendo por San Francisco.


Mi verdadero encuentro con él fue después de que naciera mi hija, los sábados en la mañana en el canal de cable TVC. Fue Tom Baker en la temporada de 1975 quien realmente me mostró lo que yo quería ver: horribles alienígenas, mundos venenosos, viajes por el espacio y tiempo... siempre he sido fan de los FX de antaño, cuando el presupuesto para látex y maquillaje era limitado y los artistas tenían que ser muy creativos. Me dio gusto que la serie regresara con Christopher Eccleton en 2005, si bien solo podía verla de vez en cuando en el cable. 

Así que no puedo decri que soy "fan de hueso colorado" del Doctor. No tengo una bufanda colorida y un sombrero en mi closet, no conozco a absolutamente todos los personajes ni me se de memoria las fechas, pero me gusta la serie y me he dado tiempo de ver algunos capítulos en línea.

Al igual que muchas personas que tampoco lo conocían hasta hace algunos días, me acerqué a la serie gracias a una buena referencia (las referencias de los libros siempre lo son) y me enganché en ella. El Doctor es un "Señor del tiempo" que está un poco loco, y se la pasa recorriendo el espacio y el tiempo, siempre acompañado de una o varias personas, siempre empeñado en hacer lo correcto. No se sabe su nombre, el escogió el alias de "Doctor". Pudo haber escogido el de "Amo" o "Maestro" como otro de sus paisanos hizo, pero prefirió hacer referencia no a un título de preparación académica, sino a la forma coloquial de refererinos a los médicos. Una y otra vez el Doctor enfrenta a seres abominables, una y otra vez cuando tiene la opción de exterminarlos (parafraseando a los daleks) escoge la alternativa humanista, que es no hacerlo. No por la vanidad de muchos superhéroes que dicen "si te mato seré igual o peor que tu" sino porque el Doctor cree en la redención.


Cuando otros héroes de la ciencia ficción dispararían su pistola fasser o darían un tajo con la espada laser para acabar con el villano, el Doctor es piadoso. El Doctor trata de aliviar el sufrimiento.
Porque el Doctor cree en la humanidad, aunque la haya visto corromperse en el final de los tiempos, aunque la vea caer una y otra vez en su vanidad y estupidez.
El Doctor ha cambiado de rostro una docena de veces, es otra personas cada vez que "muere" y se regenera. 
El Doctor que hace pequeños cambios en la línea del tiempo, buscando enmendar lo que está mal durante el día que le toca vivir. Ese doctor podría ser cualquier persona.

Podría ser yo. Podrías ser tu.

Al menos eso es lo que Doctor Who significa para mi, que lo conocí realmente hace poco mas de diez años gracias a una recomendación. Se que mucha gente se acercará a la serie gracias a todo este "hype", probablemente a muchos les parecerá otro aburrido festival ñoño / geek / nerd / freak de maquillaje, de efectos especiales y de navecitas, y no volverán a tocar el tema. Pero no dudo que también habrá muchos que al igual que yo, mientras miran en sus smart phones y tablets algún capítulo de la serie, perciban este mensaje de involucramiento y humanidad que el Doctor tiene que decir.

Y si una serie de TV, un comic, una película o cualquier otra forma de expresión de ideas puede hacer que una persona reflexione sobre si misma e inspirarla a ser mejor y cambiar un poquito su mundo... entonces habrán valido la pena tantos años de esfuerzos.

Feliz cumpleaños, Doctor.

¡A volar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTARIOS

Páginas vistas en total

TOTALIZADOR

free counters 12-XII-08 a HOY